Ben and Ed es una curiosa propuesta que podemos encontrar en Steam. En este juego, controlamos a un zombie que debe participar en un juego, en el que debe recorrer una macabra gincana repleta de obstáculos que pueden desmembrarle parte por parte. Sin embargo, podemos seguir controlando las piezas para llegar a la meta. Si te atreves a tocar tecla “e” verás al final esta acción:

Press E to celebrate

 

Sin embargo, su final lo vuelve mucho más profundo.

 

Y es que al terminarlo, nos encontramos con una pantalla en negro, y un susto de campeonato. Sin embargo, en esta pantalla aparece toda una serie de coordenadas que nos llevan a un pueblo de Alemania al introducirlas en Google Maps, lo que parece un callejón sin salida en este misterio. Poco después, me puse a investigar y encontre una pagina con todo este perturbador contenido en Facebook, en la que podemos ver imágenes y vídeos sobre los cuales el mundo entero está especulando, en particular una que muestra una alcantarilla dentro de la cual parece haber alguien o algo.

Aquí las coordenadas

430

DA9

Días después, en dicha página aparecía un macabro dibujo de un niño, el Ben del título, con palabras como “escondido debajo” “debe parar” o “Essen”. Essen es una localidad en Alemania en la que actuó el tristemente famoso como Caníbal de Rotemburgo, conocido así por contactar con una persona en internet para intentar devorarla, lo cual explicaría la relación existente entre este caso y los Ben y Ed del juego, que han de comerse mutuamente para unirse permanentemente. Las imágenes vistas anteriormente seguían mostrando caras y formas sospechosas, añadiendo aún más intriga a este escabroso misterio.

¿Están verdaderamente relacionados el videojuego Ben and Ed y la historia del Caníbal de Rotemburgo? Cada uno puede sacar sus propias conclusiones, pero sin duda se trata de un juego muy macabro y tétrico del sentido figurado. Te dejare a continuación el link de la pagina y de donde se saca dichas imágenes.

 

 

 

Las coordenadas que muestra el pantallazo dan a esta dirección:

¿Cuál será la verdad? Lo más seguro es que todo es una campaña de publicidad muy inteligente, donde se han sembrado mitos tal cual sucedió con la película “La Bruja de Blair”.
Texto original: Diego Salvatore

Comentarios

Comentarios