GlessnerLeeFrances Glessner Lee, conocida como la madre de las ciencias forenses, era una multimillonaria heredera del imperio International Harvester, una compañía de vehículos de tracción y equipamiento agrícola, pero su mayor obsesión y la actividad a la que dedicaba tdo su tiempo no tiene nada que ver con la dirección empresarial: le encantaba reconstruir escenas de crímenes reales en pequeñísimas maquetas llenas de detalle donde no solo están las víctimas adecuadamente asesinadas por la misma metodología que consta en los informes forenses, sino también el arma del crimen y las pistas que se incluyeron como pruebas en la realidad.
El resultado es increíble, pero no solo eso: Frances aprovechó su fortuna para abrir un departamento de medicina legal en Harvard y un seminario sobre observación criminalística y análisis donde usaba sus maquetas para enseñar a los alumnos.

Su primera inspiración le vino de un amigo de su hermano, llamado George Burgess Magrath, doctorado en la Facultad de Medicina de Harvard y con un interés particular por la investigación forense.1 Frances y George fueron buenos amigos hasta la muerte de éste último en 1938. Durante esta etapa, su amigo se convirtió en jefe del departamento de medicina forense en Boston, y juntos propugnaron la progresiva sustitución de jueces de instrucción, que tradicionalmente habían monopolizado esta especialidad médica, por profesionales de la medicina. A iniciativa de George, Frances convirtió el departamento de medicina legal de Harvard en un centro de formación de médicos forenses. Ese programa pedagógico logró extenderse a otros estados, y Magrath fue finalmente nombrado el primer presidente del departamento. Durante la década de los años 40 y 50, Lee organizó una serie de “Estudios acotados de muertes inexplicables” (Nutshell Studies of Unexplained Death, en inglés), conferencias en las que Glessner presentaba reconstrucciones en miniatura de las escenas del crimen a investigar y a las que asistieron docenas de los investigadores estadounidenses más expertos en criminalística. Su minucioso trabajo -elaborando dioramas con puertas, ventanas y luces practicables- le hizo acreedora del título de capitán honorario de la policía del estado de Nuevo Hampshire.

Glessner (2) Glessner (3) Glessner (4) Glessner (5) Glessner (6) Glessner (7) Glessner (8) Glessner (9) Glessner (10) Glessner (11)

Glessner (1)

 

Documental: “Of Dolls and Murder”

Comentarios

Comentarios