El guión de Jon Spaihts y Damon Lindelof en Prometheus se metió en aguas peligrosas y a Scott le faltó visión para vaticinar el resultado que no acabó gustando mucho a los fans de la saga. El director escocés se arriesgó demasiado al apostarle a un filme de alien sin “aliens”, y donde la premisa principal se tornaba existencialista. Pero aún le quedaba una carta que jugar, el beneficio de la duda.

Retomando 5 años después, da seguimiento a la historia de Shaw y David en busca de respuestas al planeta de los llamados Ingenieros (Space Jokeys ) y una tripulación que lleva una nave llena de colonos encapsulados para habitar un planeta en rumbo, quienes deben hacer una parada de emergencia en el planeta de los gigantes pálidos.

Viralmente se mostró la interacción de los personajes, previo al estreno de la película. Quienes no lo hayan visto, podrían perder algún pequeño punto y eso genera un probable riesgo: podrían encontrar a los personajes un poco planos. ¿era necesario tener ese metraje fuera de la cinta?

Daniels (Katherine Waterston) es una versión light de Ellen Ripley, asustada y vulnerable que saca el coraje cuando las cosas se ponen demasiado mal. La tripulación va cayendo poco a poco en las fauces de un proto xenomorfo conocido como Spineburster , un nuevo híbrido; básico pero letal. Encontramos a un David (Fassbender) que hace homenaje a las inteligencia artificiales enloquecidas más icónicas del cine: Los sueños de los androides replicantes de Blade Runner (Ridley Scott) , el control absolutista y manipulador de HAL en Space Odissey (Stanley Kubrik). Fassbender se lleva la película por partida doble: David y Walter.

Volviendo al tópico principal, Scott une puntos y ata cabos tímidamente; resuelve algunas dudas pero genera otras. Nos muestra el marco evolutivo de la criatura y su relación directa con los personajes. Combina el horror característico de Alien de 1979 y la acción de Aliens de 1986. Predecible en momentos, Alien Covenant cumple medianamente y sin mucho riesgo las expectativas y nos deja con una incógnita:¡¿Qué sigue?

 

Nivel de Spoiler alto, continúa bajo tu propio riesgo.

5 revelaciones importantes de Alien Covenant

 

1.- La locura de David. La naturaleza del sintético rayaba en lo megalómano y psicopata: consideraba a los humanos como inferiores e imperfectos ante él. Así también a los “ingenieros” ; era momento de convertirse en un dios, creador de la criatura perfecta.

2.- Elizabeth Shaw. El final de Shaw es evidente: David sabía que la Dra. fue infectada por la entidad y que su vida era relativamente corta; no sobreviviría el viaje. Ella terminó sujeto de investigación como parte del ciclo de los aliens.

3.- El laboratorio de David. 10 años fueron suficientes para que David decodificara conbinando la genética de protoxenomorfos y seres vivos: el siguiente paso es terminar el diseño con características de los insectos: Exoesquéletos como los escarabajos, organización social de las hormigas y termitas: necesitaba ya una reina de la colmena.

4.- Referencia Culturales. Altanero, David, quien toma su nombre de la obra de piedra de Miguel Angel. Derrocha de conocimiento elevado.  Cita al moderno Prometeo de Mary Shelley, a Lord Byron  y Danie Defoe, destacando el soneto Ozymandias de Percy Bysshe Shelley, en donde se habla de la caída de los poderosos y sus imperios:

Conocí a un viajero de una tierra antigua

que dijo: «dos enormes piernas pétreas, sin su tronco

se yerguen en el desierto. A su lado, en la arena,

semihundido, yace un rostro hecho pedazos, cuyo ceño

y mueca en la boca, y desdén de frío dominio,

cuentan que su escultor comprendió bien esas pasiones

las cuales aún sobreviven, grabadas en estos inertes objetos,

a las manos que las tallaron y al corazón que las alimentó.

Y en el pedestal se leen estas palabras:

“Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes:

¡Contemplad mis obras, poderosos, y desesperad!”

Nada queda a su lado. Alrededor de la decadencia

de estas colosales ruinas, infinitas y desnudas

se extienden, a lo lejos, las solitarias y llanas arenas»

Rematando con ” La entrada de los dioses al Valhalla” de la ópera “El oro del Rin” de Wagner, para abrirse paso a su nuevo imperio.

5.- Cronología. Para no perdernos en el espacio (y tiempo) la cronología de las precuelas de Alien es este:

Año 2094 – Prometeo, luna LV-223

Año 2104 – Covenant, planeta  habitable desconocido

Año 21xx –  No hay datos

Año 2122 – Alien, Nostromo, luna LV-426

 

Extra: detrás de cámaras

Comentarios

Comentarios